Blog

Asesoria

Información corporativa en materia de sostenibilidad

18 de diciembre de 2023
Información corporativa en materia de sostenibilidad

Cambios normativos en 2024 para las empresas con la Directiva CSRD

Enmarcada dentro de las políticas del Pacto Verde Europeo, la Directiva (UE) 2022/2464, de 16 de diciembre, conocida como CSRD, tiene como objetivo conseguir que la información sobre sostenibilidad tenga un grado de comparación y fiabilidad equiparable a la de la información financiera. Además, pretende dar respuesta a la demanda creciente de información de cuestiones relativas a sostenibilidad empresarial (medioambientales, sociales y buen gobierno) y ampliar las empresas obligadas a elaborar y publicar el informe de sostenibilidad.

La CSRD introduce obligaciones más detalladas sobre el impacto ambiental, los derechos humanos y el ámbito social de las empresas, basándose en criterios comunes alineados con los objetivos de la UE sobre clima.

Para garantizar la fiabilidad de la información, las empresas quedan sujetas a auditorías independientes y procesos de certificación, iguala la importancia de la información financiera y de sostenibilidad, proporcionando a los inversores datos comparables y fiables. Garantiza el acceso digital a la información sobre sostenibilidad.

Estas nuevas reglas hacen que más empresas rindan cuentas por su impacto en la sociedad y guiarán hacia una economía beneficiosa para las personas y el medio ambiente. Los datos sobre la huella ambiental y social estarán disponibles públicamente.

La CSRD se adapta a diferentes tamaños de empresas con períodos de transición para cumplir con los nuevos requisitos. Afecta a las sociedades cotizadas en mercados regulados de la UE, incluidas PYMES (que no sean microempresas), grandes empresas de la UE (más de 250 empleados, balance de 20M € o volumen de negocio neto de 40M €) o de terceros países con una determinada implantación en la UE  (volumen de negocios neto superior a 150M € en la UE con una filial en el territorio o una sucursal con un volumen de negocios neto superior a 40M €).

Las reglas de la directiva comenzarán a aplicarse entre 2024 y 2028. Las empresas que entren en el ámbito de aplicación de la directiva deberán cumplir con las normas modificadas para los ejercicios fiscales que comiencen a partir del 1 de enero de 2024. En el caso de las PYMES, no será necesario que comiencen a presentar informes de conformidad con la directiva hasta tres años después de su aplicación, es decir, a partir del 1 de enero de 2026.

En resumen, la CSRD busca que las empresas informen sobre cómo su modelo de negocio afecta a la sostenibilidad y cómo los factores externos influyen en sus actividades. Esto ayudará a los inversores y otras partes interesadas a tomar decisiones informadas sobre sostenibilidad. La CSRD refuerza las normas existentes sobre información no financiera y contribuirá a construir una economía al servicio de los ciudadanos, preparada para el futuro y que genere estabilidad, empleo, crecimiento e inversión.