Blog

Asesoria

Cómo empezar a licitar

26 de marzo de 2024

El éxito en una licitación pública requiere cumplir requisitos muy concretos y acreditarlos debidamente

La licitación pública es una buena forma de ampliar las oportunidades de negocio, pero requiere cumplir unos estrictos requisitos y acreditarlos debidamente. Así, además de los requisitos específicos de una licitación concreta, en general se requiere:

  • Básicos. Estar al corriente de las obligaciones tributarias y con la Seguridad Social, y no incurrir en ciertas prohibiciones (entre otros, no haber estado condenado por sentencia firme por ciertos delitos –como terrorismo, corrupción, etc.– ni tener sanciones administrativas graves).
  • Capacidad de obrar.Que en las empresas viene determinada por la actividad fijada en los estatutos.
  • Solvencia.Tener capacidad para ejecutar el contrato a nivel económico y técnico, es decir, acreditar su solvencia económica y profesional. Además, deberá estar clasificado para los contratos de obras de importe igual o superior a 500.000 euros y en los procedimientos abiertos simplificados.

Es importante recordar que, con independencia de la licitación, figurar como empresa clasificada le ahorrará tener que acreditar dicha solvencia en cada licitación. Esta clasificación no caduca, aunque requiere justificar anualmente que se mantiene la solvencia económica y, cada tres años, la técnica.

Todo ello debe acreditarse con la documentación oportuna (escrituras, recibos del IAE, cuentas anuales, seguros, certificados de experiencia o buena ejecución…); alternativamente, cabe la inscripción en registros específicos (normalmente autonómicos) en los que consten todos estos datos, sin necesidad de aportarlos en cada licitación.